Recetas tradicionales

Panera limpia aún más el menú al prohibir todo lo artificial en sus sopas

Panera limpia aún más el menú al prohibir todo lo artificial en sus sopas

Panera es ahora la primera cadena a nivel nacional en ofrecer un menú de sopas sin sabores artificiales, conservantes y edulcorantes.

Joanna Fantozzi

Ahora su almuerzo tendrá un sabor mucho más parecido a las sopas caseras de mamá.

A principios de este año, Panera anunció un compromiso para revisar gradualmente los ingredientes en su menú actual y convertirlo en un menú completamente "limpio". ¿Qué significa eso para el cliente promedio hambriento? Encontrará la mayoría de los conservantes, colorantes y aditivos artificiales en la lista "No-No" de Panera: también conocidos como ingredientes que han abandonado o que están buscando deshacerse. El último paso en Menú de Panera La limpieza es un cambio de imagen de la sopa: el menú de la sopa ya no contendrá ingredientes artificiales como proteína hidrolizada de soja y maíz, maltodextrina y fosfato de sodio.

Específicamente, están destacando la nueva sopa limpia de brócoli Cheddar, una de las sopas más populares en la cadena de sándwiches, que ahora está hecha con cero fosfato de sodio (que originalmente se podía encontrar en el Cheddar).

"Estamos comprometidos a estar limpios para fines de 2016", dijo el chef principal de Panera, Dan Kish, a The Daily Meal. “La parte más desafiante han sido los productos heredados que a los clientes les encantan y asegurarnos de que podamos replicar esa experiencia de sabor, pero también permanecer fieles a esa misión limpia ... Estamos felices de saber que podemos haber tenido cierta influencia en la forma en que se come en Estados Unidos. La comida limpia es buena para todos, ya sea que la hagamos nosotros o que la haga otra persona ".

El paso final de este proceso de limpieza transparente es reemplazar los ingredientes que no contienen ingredientes en los sándwiches, lo que probablemente ocurrirá a finales de este año.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, dado que el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", independientemente de que se haya comprobado que los aditivos tienen efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, dado que el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", independientemente de que se haya comprobado que los aditivos tienen efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada, y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, como el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", se haya comprobado o no que los aditivos tengan efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada, y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, como el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", se haya comprobado o no que los aditivos tengan efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada, y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, dado que el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", independientemente de que se haya comprobado que los aditivos tienen efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada, y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, como el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", se haya comprobado o no que los aditivos tengan efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada, y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El chef principal de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, como el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", se haya comprobado o no que los aditivos tengan efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

El objetivo era hacer que las nuevas sopas supieran exactamente igual que las versiones anteriores, a pesar de cortar ingredientes como la carragenina, un producto a base de algas marinas que se puede usar para estabilizar, o el fosfato de sodio, que ayuda a la textura de las sopas. Fue un desafío que requirió más de 60 revisiones de la receta de sopa de brócoli y queso cheddar antes de alcanzar un resultado final con el que Kish estaba feliz.

"Si viniste la semana pasada y viniste esta semana, no deberías notar la diferencia", dice Kish.

A pesar del gusto, con suerte, idéntico, Panera está publicitando el cambio. La compañía está lanzando un tráiler de 60 segundos para la nueva versión de la sopa. Se alienta a los clientes a agregar sus propias reseñas de la sopa al avance a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #soupreview. (Panera)

Hasta ahora, librar una batalla muy pública y transparente para eliminar los aditivos del menú ha sido, como mínimo, un éxito de relaciones públicas para Panera.

"La campaña Food As It Should Be combinada con nuestro anuncio de No No List en mayo, más un extenso esfuerzo de divulgación a las influencias clave ha creado un rumor tremendamente positivo en las redes sociales y ganado cobertura en los medios", dijo el presidente de Panera, Drew Madsen, en una llamada de ganancias. en octubre . “Panera se ha convertido claramente en una marca de referencia de alimentos limpios en nuestra industria”.

Con la reciente caída de Chipotle, podría ser el momento de que Panera brille cuando se trata de exhibir ingredientes frescos y saludables, así como una atención especial a la seguridad alimentaria, con el primer Informe de Responsabilidad de la compañía publicado a fines de diciembre. Ya sea que las sopas de Panera estuvieran realmente sucias o no, un menú limpio tiene el potencial de dar sus frutos para Panera en 2016.


Por qué Panera está abandonando estos ingredientes de sopa comunes utilizados por Campbell's y Progresso

(Panera)
Panera Bread acaba de dar un gran paso para alcanzar su objetivo de eliminar todos los conservantes, edulcorantes, colores y sabores artificiales del menú para finales de 2016.

La cadena de panaderías y cafés anunció hoy que su menú de sopas ahora está "limpio", sin ingredientes en el
"No No List" que la cadena está prohibiendo en el menú. Por ejemplo, la popular sopa de brócoli y queso cheddar tiene aditivos reducidos como la proteína hidrolizada de soja y maíz y el fosfato de sodio, ingredientes comunes en las sopas de compañías como Campbell's y Progresso.

El cambio requirió renovar las recetas para eliminar los aditivos aprobados por la FDA, muchos con nombres largos y complicados, para crear sopas con listas de ingredientes mucho más cortas.

"¿Hay algo allí que pueda ser completamente seguro para comer y de usar según el punto de vista de la FDA, pero estaría en la despensa de mi casa?" El jefe de cocina de Panera, Dan Kish, contó a Business Insider sobre su proceso de pensamiento mientras reescribía recetas. "No tengo un pequeño recipiente de fosfato de sodio en mi cocina".

En otras palabras, los elementos que se eliminan no son necesariamente malos para usted, simplemente no eran necesarios. Y, como el rechazo a cualquier ingrediente no natural se ha disparado en los últimos años, está claro que los clientes quieren menús "más limpios", se haya comprobado o no que los aditivos tengan efectos negativos para la salud.

Como Panera sirve mucha sopa en poco tiempo (la compañía estima que vende 200 millones de porciones de sopa al año), no hay una gran necesidad de conservantes. Por lo tanto, eliminar los aditivos del menú, idealmente, solo ayudará a la marca Panera.

(Panera)
Chef Dan Kish en el nuevo tráiler de sopa de Panera

"A medida que la percepción de la gente sobre lo que es una buena comida evoluciona con el tiempo, engancharé mi vagón para limpiar", dice Kish. "Es difícil discutir con ingredientes simples que tengo en la despensa de mi propia casa, en lugar de cosas que no puedo pronunciar o que no entiendo".

La parte más difícil del cambio de imagen de la sopa para Kish fue recrear el mismo sabor sin los ingredientes comunes de la sopa, ni mejor ni peor.

The goal was to make the new soups taste exactly the same as the older versions, despite cutting ingredients such as carrageenan, a seaweed-based product which can be used for stabilization, or sodium phosphate, which helps soups’ texture. It was a challenge that took more than 60 revisions of the Broccoli Cheddar soup recipe before reaching an end result that Kish was happy with.

“If you came in last week, and you came in this week, you shouldn’t notice the difference,” says Kish.

Despite the hopefully identical taste, Panera is publicizing the change. The company is releasing a 60-second trailer for the soup remake. Customers are encouraged to add their own reviews of the soup to the trailer via social media, using the hashtag #soupreview. (Panera)

So far, waging a very public and transparent battle to cut additives from the menu has, at the very least, been a PR success for Panera.

“The Food As It Should Be campaign combined with our No No List announcement in May, plus an extensive outreach effort to key influences has created tremendously positive social media buzz and earned media coverage,” Panera’s president, Drew Madsen, said in an earnings call in October . “Panera has clearly become a reference brand for clean food in our industry.”

With Chipotle’s recent slump, it could be Panera’s time to shine when to comes to showcasing fresh, healthy ingredients — as well as a special attention to food safety, with the company’s first Responsibility Report published in late December. Whether or not Panera's soups were ever truly dirty, a clean menu has the potential to pay off for Panera in 2016.


Why Panera is ditching these common soup ingredients used by Campbell's and Progresso

(Panera)
Panera Bread just took a big step toward reaching its goal to cut all artificial preservatives, sweeteners, colors, and flavors from the menu by the end of 2016.

The bakery-cafe chain announced today that its soup menu is now “clean,” free of ingredients on the
“No No List” that the chain is banning from the menu. For example, the popular Broccoli Cheddar Soup has cut additives like hydrolyzed soy and corn protein and sodium phosphate — ingredients common in soups from companies including Campbell’s and Progresso .

The change required revamping recipes to cut FDA-approved additives — many with long, complicated names — to create soups with much shorter ingredient lists.

“Is there anything in there that may be completely safe to eat and okay to use by the FDA standpoint, but would it be in my home pantry?” Panera Head Chef Dan Kish told Business Insider on his thought process as he rewrote recipes. “I don’t keep a little container of sodium phosphate lying around in my kitchen.”

In other words, the items being removed aren’t necessarily bad for you — they just weren’t needed. And, as pushback against any non-natural ingredients has exploded in the last few years, it’s clear that customers want “cleaner” menus, whether or not additives have been proven to have negative health effects.

As Panera serves a lot of soup in a short amount of time (the company estimates it sells 200 million servings of soup a year), there is not a major need for preservatives. So, cutting additives from the menu will, ideally, only help Panera’s brand.

(Panera)
Chef Dan Kish in Panera's new soup trailer

“As people’s perception of what good food is evolves over time — I’ll hitch my wagon to clean,” says Kish. “It’s hard to argue with simple ingredients that I have in my own home pantry, instead of things that I can’t pronounce or don’t understand.”

The most difficult part of the soup makeover for Kish was recreating the same taste without common soup ingredients — no better, no worse.

The goal was to make the new soups taste exactly the same as the older versions, despite cutting ingredients such as carrageenan, a seaweed-based product which can be used for stabilization, or sodium phosphate, which helps soups’ texture. It was a challenge that took more than 60 revisions of the Broccoli Cheddar soup recipe before reaching an end result that Kish was happy with.

“If you came in last week, and you came in this week, you shouldn’t notice the difference,” says Kish.

Despite the hopefully identical taste, Panera is publicizing the change. The company is releasing a 60-second trailer for the soup remake. Customers are encouraged to add their own reviews of the soup to the trailer via social media, using the hashtag #soupreview. (Panera)

So far, waging a very public and transparent battle to cut additives from the menu has, at the very least, been a PR success for Panera.

“The Food As It Should Be campaign combined with our No No List announcement in May, plus an extensive outreach effort to key influences has created tremendously positive social media buzz and earned media coverage,” Panera’s president, Drew Madsen, said in an earnings call in October . “Panera has clearly become a reference brand for clean food in our industry.”

With Chipotle’s recent slump, it could be Panera’s time to shine when to comes to showcasing fresh, healthy ingredients — as well as a special attention to food safety, with the company’s first Responsibility Report published in late December. Whether or not Panera's soups were ever truly dirty, a clean menu has the potential to pay off for Panera in 2016.


Why Panera is ditching these common soup ingredients used by Campbell's and Progresso

(Panera)
Panera Bread just took a big step toward reaching its goal to cut all artificial preservatives, sweeteners, colors, and flavors from the menu by the end of 2016.

The bakery-cafe chain announced today that its soup menu is now “clean,” free of ingredients on the
“No No List” that the chain is banning from the menu. For example, the popular Broccoli Cheddar Soup has cut additives like hydrolyzed soy and corn protein and sodium phosphate — ingredients common in soups from companies including Campbell’s and Progresso .

The change required revamping recipes to cut FDA-approved additives — many with long, complicated names — to create soups with much shorter ingredient lists.

“Is there anything in there that may be completely safe to eat and okay to use by the FDA standpoint, but would it be in my home pantry?” Panera Head Chef Dan Kish told Business Insider on his thought process as he rewrote recipes. “I don’t keep a little container of sodium phosphate lying around in my kitchen.”

In other words, the items being removed aren’t necessarily bad for you — they just weren’t needed. And, as pushback against any non-natural ingredients has exploded in the last few years, it’s clear that customers want “cleaner” menus, whether or not additives have been proven to have negative health effects.

As Panera serves a lot of soup in a short amount of time (the company estimates it sells 200 million servings of soup a year), there is not a major need for preservatives. So, cutting additives from the menu will, ideally, only help Panera’s brand.

(Panera)
Chef Dan Kish in Panera's new soup trailer

“As people’s perception of what good food is evolves over time — I’ll hitch my wagon to clean,” says Kish. “It’s hard to argue with simple ingredients that I have in my own home pantry, instead of things that I can’t pronounce or don’t understand.”

The most difficult part of the soup makeover for Kish was recreating the same taste without common soup ingredients — no better, no worse.

The goal was to make the new soups taste exactly the same as the older versions, despite cutting ingredients such as carrageenan, a seaweed-based product which can be used for stabilization, or sodium phosphate, which helps soups’ texture. It was a challenge that took more than 60 revisions of the Broccoli Cheddar soup recipe before reaching an end result that Kish was happy with.

“If you came in last week, and you came in this week, you shouldn’t notice the difference,” says Kish.

Despite the hopefully identical taste, Panera is publicizing the change. The company is releasing a 60-second trailer for the soup remake. Customers are encouraged to add their own reviews of the soup to the trailer via social media, using the hashtag #soupreview. (Panera)

So far, waging a very public and transparent battle to cut additives from the menu has, at the very least, been a PR success for Panera.

“The Food As It Should Be campaign combined with our No No List announcement in May, plus an extensive outreach effort to key influences has created tremendously positive social media buzz and earned media coverage,” Panera’s president, Drew Madsen, said in an earnings call in October . “Panera has clearly become a reference brand for clean food in our industry.”

With Chipotle’s recent slump, it could be Panera’s time to shine when to comes to showcasing fresh, healthy ingredients — as well as a special attention to food safety, with the company’s first Responsibility Report published in late December. Whether or not Panera's soups were ever truly dirty, a clean menu has the potential to pay off for Panera in 2016.